31 de marzo de 2011

AHORA, LUEGO, Y DESPUÉS QUIZÁ



AHORA, LUEGO, Y DESPUÉS QUIZÁ

Coleccionamos días, coleccionamos rosas,
sellos, tanques, relojes, zapatos y palabras.
Coleccionamos larvas (gusano de la seda),
y poemas y cartas. Coleccionamos todo:
misiles y violetas, anécdotas y cantos.
Coleccionamos tanto, que asfixiamos al aire.

Hay un triste payaso junto a una fuente azul,
con sus huesos plantados en la tierra desnuda.
Una lengua amarilla lame su calavera.
Unos ojos de sangre, fijos como la parca,
miran desencajados.

Habrá un lobo que juegue con una mariposa.
Habrá un taxidermista congelado en el tiempo:
lo velará una luna de mármol y de escarcha.
Habrá luz en la noche o el sueño de un delfín.


Raúl Ferreiro- España



________________________________________


No es fácil hablar de uno mismo, teniendo en cuenta que nos aproximamos a nuevos paradigmas, a nuevos estados de conciencia, a nuevos “lugares comunes”, donde tú serás yo; yo, tú y aquel; todos, uno solo. En cualquier caso, y dando así satisfacción a nuestra amiga Ana, dejo algunos datos de un tal Raúl.

Hoy.

-Estudiante de Humanidades en Universidad Carlos III, Madrid.
-Mis inquietudes actuales en: poessia.blogspot.com


Mejor obra: soñar un mundo sin magnates, quienes organizan crisis, guerras y a políticos-marionetas; éstos, mensajeros de aquéllos.



Granos de arena.



-Poemario: “Quiero viajar a Pólux”, 2005.

-Algún poema incluido en: “Laberinto de sentimientos”, 2006.

-Poemario: “Libélulas y río”, 2008.

-Algún poema incluido en: “Se desata mi voz y te requiere”, 2011.



El futuro.



El futuro es la continuación de una línea en espiral. Nada se repite, nosotros tampoco. Apenas me reconozco en esos granos de arena. Hago míos algunos de estos versos o poemas anónimos africanos -en estos sí me reconozco en el ahora-:



-“El corazón humano no es un saco en el que se pueda meter la mano”. Bakongo, Congo.

-“La mentira puede correr un año, la verdad la alcanza en un día”. Jausá.

-“La verdad no mata”. Mandinga/Diola/Fulbe, Guinea.

-“La noche cerrada se aclara, el estanque profundo se sondea, la gran zanja se colma, pero irreparable es el mal de la guerra. Malgache, Madagascar.


2 comentarios:

Isolda dijo...

Me ha impresionado mucho, es precioso.
Besos para un quizá.

Estrella Denébola dijo...

Gracias.

Hago mías estas tus palabras: "Me siento privilegiado por haber entrado en este mundo, que me facilita lectura y escritura y lo más importante: intercambios entre personas sensibles como yo. Aprendo cada día, de todos a quienes leo".

Dos besos