9 de abril de 2011

EL PÁJARO





El pájaro


La tarde huele a incienso,
el mar es una cripta
y exhuma la marea un cadáver de pájaro.
Me gusta investigar...
jamás fui conformista con el duelo
que nos deja preguntas en los labios.

Parece que murió de forma rápida,
demasiada distancia hasta el hotel más próximo
donde dejó su nido.

Tal vez era mayor para volar sobre un cielo privado.

No está clara la causa de la muerte;
una lata vacía de cerveza
emborracha a las olas
con la añeja constancia de su óxido.

-Pensaba que las aves se morían
deshechas en caricias por el cielo,
pero he visto sus plumas casi abstractas
dibujadas al óleo sobre el muelle.

-La verdad es cruel cuando no encuentra un lugar habitable.

Yo tengo mi teoría,
poco importa,
prefiero sonreír como vosotros.

Es de locos pensar que en este siglo
se han empezado a suicidar los pájaros.





Luis Oroz- España








1 comentario:

Amando Carabias María dijo...

Investigar es lo que tiene, se encuentra la verdad. Y normalmente duele mucho..., si llegamos a tiempo de que nos duela, que esa es otra.