1 de abril de 2011

INFIBULACIÓN






INFIBULACIÓN

qué desdicha la odiosa irritación de no estar
abiertamente desnuda con ganas de enronquecerme
y quedarme afónica gritando sin que sangre

mi
cercenado clítoris

mis labios y mis pantaletas en este territorio
nada sé del placer

sino de ojos que vuelan lejos
al lado de allá al otro lado allí en la otra parte en lugares
de prestanombres

mientras

vuelan vuelan salpícanme su vuelo su faldón de versos

casi gestual casi tan gestual como quien se agobia de ser buscavidas

así
toda hilvanada como estoy de virgen de fiambre de muerta
de
mente custodiándome la salida al buque a vapor
y cada uno de los actos incluso acá que no hay quince millones
de
suicidas en el barrio donde juego a la guerrilla

como si tuviera la última joyita de mi abuelo
y alguien estuviese orante

así
todo

da lo mismo

porque he tomado la píldora del día después.

* De la obra El Libro de Epifanía, poema escrito en el año 2003 en repudio a estas prácticas en ciertas partes de Europa, Egipto, Afganistán, y algunos lugares asiáticos.

“La infibulación” es la forma más agresiva y consiste en la extirpación del clítoris y labios mayores y menores para que la mujer no sienta placer. después de este hecho, que se lleva a cabo con bisturí, en hospitales y, en otros lugares, con cuchillos oxidados, maquinas de afeitar, tijeras, piedras agudas, trozos de vidrio, hay un cosido de ambos lados de la vulva hasta que queda prácticamente cerrada, dejando únicamente una abertura para la sangre menstrual y la orina.

¿Porqué razón?, aún, en pleno S. XXI, por una cuestión de cultura y/o religión. las mujeres deben permanecer vírgenes hasta el matrimonio, asimismo, para evitar la promiscuidad.




Rocio L'Amar- Chile



4 comentarios:

Ana Muela Sopeña dijo...

Excepcional poema, Rocío.

Brutal práctica. Versos que hacen temblar y...la realidad es más dura que la ficción.

Besos
Ana

Amando Carabias María dijo...

Es curioso que se use el nombre de Dios para eliminar parte de la obra de Dios... Algo no cuadra... Algo apesta.

Rocío L'Amar dijo...

si, Anita, y aún se practica en algunos lugares de Africa, Asia...

la realidad siempre es más sádica y sanguinaria en ciertas culturas de nuestro mapamundi...

gracias preciosa por SER,

besos desde Chile para ti y Fernando, gracias por la difusión,

Rocío

Rocío L'Amar dijo...

Amando, de un tiempo a esta parte, "algo apesta" entre los seres humanos, es cuestión de observar... gracias por comentar, besos desde Chile, Ro