31 de mayo de 2011

ALTA TRAICIÓN



ALTA TRAICIÓN

No amo mi patria.
Su fulgor abstracto
es inasible.
Pero (aunque suene mal)
daría la vida
por diez lugares suyos,
cierta gente,
puertos, bosques, desiertos, fortalezas,
una ciudad deshecha, gris, monstruosa,
varias figuras de su historia,
montañas
– y tres o cuatro ríos.


En “Tarde o temprano”, poemas 1958-2009,
Fondo de Cultura Económica, 2009.



José Emilio Pacheco- México





3 comentarios:

Literalia dijo...

Querido Fernando:
No sé si no entiendo, o no quiero hacerlo.
A menudo lucho por interpretar el verdadero sentido de muchos poemas, estrellándome en una desesperante tormenta de ideas confusas y contradictorias entre sí.
¡Éste, no es la excepción!
José Emilio Pacheco es en México mucho más que un buen escritor, un magnífico poeta y elocuente ensayista. Heredero de Octavio Paz, dicen algunos. Lo he leído, escuchado en entrevistas y libros que analizan su obra, como el Colegio de México.
Sin embargo, pese a que yo también elevaría la voz en contra de muchas, muchísimas cosas que no están bien entre nosotros; con un tonelaje bárbaro de retraso educativo, social, político, moral, te juro, no escribiría nada como lo que estás publicando.
El Fondo de Cultura Económica se ha caracterizado por su apertura a todas las voces, ideas socio-políticas, reflexiones antropológicas, entre otros temas, y no veo por qué debieran de sesgar la voz de tan notable personaje.
Lamentablemente no me puedo abstraer a resumir a todo un pueblo, con una historia por demás difícil y dolorosa, con un tejido social lastimado y purulento, quizás. Pero de ahí, a comprimirlo en unas cuantas ciudades, personajes y ríos, se me hace, con todo respeto, una verdadera fruslería.
Prefiero quedarme con la oscuridad de no haber entendido su propuesta poética.
Con el más sano entusiasmo de tener el mismo derecho de él a expresar sus opiniones:
Arturo Juárez Muñoz

FERNANDO SABIDO SÁNCHEZ dijo...

Mi querido Arturo, te entiendo perfectamente, primero trataré de explicarte lo que entiendo por un blog solidario que es proponer un espacio donde cada poeta pueda expresarse con libertad, denunciar lo que pasa o ha pasado para alertar de que los poetas no queremos que vuelvan a ocurrir tantas barbaridades, inculcar en los lectores del blog las ideas de libertad y solidaridad, la única excepción o limitación es la referida a posturas extremistas, xenófobas o insolidarias
Ahora te comento mi opinión sobre el poema de José Emilio, y para ello te diré que en España pasamos por unos tiempos difíciles que han motivado la indignación de personas y colectivos de bien, en un movimiento que ojalá se consolide y traspase fronteras para concienciar a la gente de la catástrofe a la que nos llevan los que nos gobiernan y que debían ser los garantes del bien común
Hace unos minutos he terminado un artículo sobre uno de los personajes más poderosos de este país, el presidente de un gran banco que ha dicho literalmente, presumo de que en esta crisis somos el banco que más ha ganado, 35.ooo millones de euros, cundo sabe que los bancos están robando a los ciudadanos con el placet de los gobiernos de turno
Por eso entiendo a José Emilio, mi país no me gusta tampoco, mi país es el sexto exportador de armas del mundo, mi país permite a políticos corruptos gobernar sus negocios con impunidad de la justicia, mi país tiene más de 5.000.000 millones de parados, mi país se está yendo al precipicio y yo también lo denuncio en mi poesía
Pienso honradamente que el poema fue escrito en un momento de rabia y de dolor ante lo que tambien ocurre en México, no sé, tú mejor que yo y no entiendo vaya contra la Patria, entiendo que va contra los que se han apropiado de ella
Arturo, abro mis páginas y mis blogs para que expreses tu pensamiento igualmente, debatir con la palabra las ideas es un ejercicio sano y absolutamente democrático
Un abrazo Arturo y como siempre a tu disposición
Fernando

Literalia dijo...

Muy querido amigo:
No me resta más que agradecer tu enorme gentileza.
El que te hayas tomado tiempo para expresarme tu sentir, le da un valor incalculable a tu persona, a un servidor le brindas tranquilidad, y a tu sitio lo enalteces con tu capacidad de expresarte con sinceridad y apertura.
Con afecto y admiración:
Arturo