30 de noviembre de 2011

EVOCACIÓN MAGISTERIAL




EVOCACIÓN MAGISTERIAL

Dónde estás mi Venezuela, ¡no te consigo!
De tu alma perdida la mía desdichada
En la mediocridad que rueda como maligna savia
Las aulas recorre mi pesar derramado en lágrimas.

Dónde estás mi Venezuela, ¡no te consigo!
¡Dónde aquellas aulas de mi adoración!
¡Dónde aquél sistema didáctico disciplinado!
¡Cómo flor sublime guiaba mi educación!

Dónde estás mi Venezuela, ¡no te consigo!
¿Dónde caído ha, columna vertebral de mi nación?
Moral y luces son nuestras primeras necesidades
De lo pronunciado y bello del Libertador.

Dónde estás mi Venezuela, ¡no te consigo!
De tus aulas perdida majestad del educador
Del respeto extraviado al sistema es un castigo
Y cual veneno recorre las bases de mi nación.

Dónde estás mi Venezuela, ¡no te consigo!
Dónde aquellos valores ¡tan preciados de formación!
Que al educando guiaba ¡cómo embebido!
Tras la savia luz del profesor su erudición.

Dónde estás mi Venezuela, ¡no te consigo!
Por tus leyes desvirtuada la educación
Que al educando amparando en demasía es castigo
Y en desmedro socava a toda buena instrucción.

Dónde estás mi Venezuela, ¡no te consigo!
¿Dónde ha la integración de hogar, autoridad e institución?
¿Dónde la rectitud y disciplina de aquél insigne pupilo?
Que no atentaba la majestad de su instructor.

¿Dónde aquel silencio ha de la cátedra al dictar?
De aquel preclaro maestro. De su ilustre magisterio
Nada ni nadie interrumpir podía su lección desarrollar
Aquel silente pasillo sólo se hacía eco de dulces trinos en flor.

Dónde estás mi Venezuela, tu rumbo norte perdido
La medianía se cuela con una educación sin brillo
En las aulas de mí patria el eminente sabio rendido
Observa ¡cómo se pierde tiempo y trabajo sin tino!

¿Dónde está mi Venezuela, la función de la primaria?
¿Por qué llegan los alumnos sin lectura ni escritura
Con los cerebros vacíos a la instrucción secundaria
A proseguir sus estudios
Y a trancazos los llevamos al aula universitaria?







Eliéser Wilian Ojeda Montiel- Venezuela