1 de noviembre de 2011

DICTADORES





DICTADORES

El poder les anestesia la cognición, los emborracha,
los enferma, despiertan con resaca de estupidez perpetua,
la necrosis de la conciencia les hace orinar sangre y odio,
se pudren enquistados en el vientre del poder usurpado
anticipando la figura de estatuas ecuestres del futuro,
impenitentes verdugos de la cultura, la razón y la justicia

Son modernos dioses insensibles, ciegos, construyendo
catedrales sobre los cimientos de víctimas inútiles,
se fotografían en manadas semejando rebaños de lobos,
bailan sinfonías muertas alambrando calles de libertad,
los ciudadanos son animales, mercancías que reportan
dividendos a los que miran de soslayo, polvo y desechos
en tanto callen, obedezcan, se mantengan al margen

Un día el viento cambiará de rumbo y no los verá humildes
en la hora inexacta del atardecer destruyendo videos y papeles
sin admitir debilidad ni culpabilidad, la justicia terrenal
los ignorará y ya conocen la hipocresía de la divina, en otras
circunstancias tomarán el camino hacia un exilio dorado,
impune, con la complicidad de correligionarios asesinos

Es así, lo fue y lo será por los siglos de los siglos con el real
e imprescindible soporte de milicias criminales
absolutamente innecesarias y afines jerarcas eclesiásticos





Fernando Sabido Sánchez- España