20 de noviembre de 2011

LAS MUJERES





Las mujeres


Seamos indulgentes, confundámoslas, concedámosles las sobras;
Pero depositémoslas en el suelo, bien cerca de la suela de nuestros zapatos,
Para que puedan ver nuestra indiscutible supremacía:

Que trabajen duro,
Que cobren menos,
Que se preparen mejor,
Que no tengan hijos.

Y, quizás, solo quizás, tendrán a su alcance la minúscula oportunidad
De no vivir a la intemperie, al cielo raso; ¡pero hagámoslo bien!:

Finjamos que de ellas es el mundo porque son diosas,
Ofrezcámosles, señores, unas migajas;
Ofrezcámosles, señores, algo con que resignarse.






Isabel Alamar- España