15 de agosto de 2015

LOS MUERTOS TIENEN PATRIA









El poeta Manuel Martínez Barcia, que nació en Vigo el 3 de noviembre de 1952 y residía en Sevilla (España) ha fallecido de un infarto el 13 de agosto de 2015, hace dos días.
Participó en este blog con 8 de sus poemas.


Hoy reedito este en su memoria, sobre la inutilidad de la guerra.
Su blog: http://unembrujodefuego.blogspot.com


Mis condolencias para toda su familia, amigos y compañeros de letras.
Descanse en paz
Manuel, allá donde estés, tu poesía y tu recuerdo como persona de gran calidad humana se quedan con todos nosotros...




LOS MUERTOS TIENEN PATRIA

Tú conoces la edad de los abismos,
los héroes que caen
mientras sueñan haber sido victoria.

Y a todos los que fueron
como un himno sin letra,
apenas ilusión de su reflejo,
signos del almanaque cuya vida deshojan
sangrando en las tinieblas.

No fuiste recompensa del honor,
siquiera recibiste una medalla,
decidiste, prudente, la nobleza.

Sin embargo,
los muertos tienen patria:

Desconocen las gestas impasibles,
la gloria belicista del soldado,
las órdenes de alta graduación
que deben ser cumplidas
sin remedio.

Se oyó aquel silbido por el aire.
No supiste, que tras una mirilla,
el ojo de un halcón
volaba peregrino hasta tu pecho.

Y allí, contradictoria,
la fiebre sin dolor,
azufre por aliento,

como un cielo plomizo que la luz desvanece,
arriando tu bandera.


Manuel M. Barcia- España

5 comentarios:

Ana Muela Sopeña dijo...

Quede tu memoria como ser humano y como poeta siempre entre nosotros, Manuel. Y este poema desnudo, sin disfraces, permanezca latiendo en nosotros para siempre.

Allá donde estés
recibe mi abrazo de amistad y poesía...
Ana

Amanda Espejo dijo...

Querida Ana:

No conocí la poesía de Manuel ni más de su vida, pero tú y otros/as han lamentado tanto su muerte que no me cabe duda tiene que haber sido una muy buena persona. Para mí, al final, es lo que importa.

Me sumo al pésame por su muerte y al deseo que su obra poética perdure.

Saludos.

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias, Amanda. Sí, era muy buena persona y muy buen poeta.

Ponía el alma y el corazón en todo lo que hacía. Trabajo, familia, amigos, escritura poética, sueños...en todo buscaba la excelencia y la integridad...

Abrazos
Ana

Elsa dijo...

-Su memoria queda resguardada aquí,en este territorio que integramos de los poetas,por la generosidad de Ana y Fernando.
Gracias.
Un apretado abrazo...en el silencio.

Ana Muela Sopeña dijo...

Gracias a ti, Elsa.

Abrazo en el silencio para ti...

Ana