30 de junio de 2013

TU VOZ Y TU PALABRA

Helena Maleno Garzón Investigadora Especialista Migraciones Colectivo Caminando Fronteras


TU VOZ Y TU PALABRA
  
Tu voz y tu mirada
siguen siendo la clave
 para dar en el blanco eficaz y certero.
Tu voz y tu palabra de afilada tijera,
para seguir podando tantísima soberbia 
y dejar que la luz  ilumine las frondas.

Incendias con tu voz 
los páramos sombríos 
y los rastrojos de la indiferencia,
las mafias traficantes, los sucios concordatos,
los tratados más viles, mentiras, demagogias.. .
Incendias los archivos que ocultan realidades
y muestran con cinismo la cruda prepotencia,
-cuando no nos seducen con discursos y halagos-.

Tu voz es la heredera
de un monte de cigarras
-que celebran la vida con sus luces y sombras-.
Y es tu palabra un campo de espigas generosas,
donde el pueblo sencillo despierta y se concreta.

Por montañas de siglos,
-a un dolor sin fronteras-,
siguen poniendo vallas con púas y alambradas;
 -nos persuade tu voz, sin más banderas -. 
Tu voz universal tan  necesaria ;
tu voz, que no se vende ni se alquila;
tu ejemplo, tu verdad, tu transparencia.

28- 6- 2013

Benito Gallardo Martín- España

(Siguiendo con esta ronda de dedicatorias, he querido dejar  un espacio a la labor del “periodismohumano”, haciendo extensible  a todos cuantos lo ejercen, estos versos que dedico hoy a la joven   Helena Maleno Garzón.)







Helena Maleno propuesta para el premio Derechos Humanos de la Abogacía

Por Antonio Sánchez Morillo 


Helena Maleno Garzón

Helena camina las fronteras. Alambradas de desesperanza y olvido. Helena es el calor de una manta en la noche , es el vaso que calienta manos ateridas. Helena pasea las fronteras. Miradas de ternura. Abrazos de aliento en la madrugada. La solidaridad atraviesa todas las alambradas, todos los muros, todas las pobrezas. La solidaridad derrumba prejuicios y destrona el egoísmo sucio de los que trafican con seres humanos. La solidaridad es la ternura de los pueblos. Capaz de crear redes de comprensión, de gritos en armonía, de silencios compartidos. Redes de corazones que laten bajo pieles  de colores distintos en un mismo acorde de esperanzas construidas bajo el lodo escuro del miedo. De todos los miedos

Y para combatirlo, la palabra. La palabra que une, que rebela, que muestra el dolor en toda su tragedia, la esperanza en toda su grandeza.
Tánger, 16 de febrero 2010



Imagina que diste a luz el domingo pasado en un hospital público marroquí. Un niño precioso.

Imagina que te dieron el alta al día siguiente, lunes.

Imagina que volviste a casa, cansada, sangrando del post-parto, con dolores aún en un útero que lucha por volver a su sitio.

Imagina que en casa te está esperando tu niña de dos años y dos meses y tu pareja.

Imagina que esta mañana mientras bañabas al bebé comenzaste a ver que le costaba respirar.

Imagina que corriste al hospital público marroquí.

Imagina que te dijeron que no podían atenderte.

Imagina que fuíste dos veces.

Imagina que la tercera vez tu bebé dejó de respirar casi en la puerta del hospital.

Imagina que pediste auxilio por tu bebé muerto.

Imagina que se lo llevaron a la morgue del hospital.

Imagina que a ti, a tu niña de dos años y dos meses y a tu pareja os llevaron a comisaría.

Ahora imagínate retorciéndote de dolor en las entrañas, el dolor agrio de la muerte de tu hijo, el dolor de un útero que te recuerda recién parida, el dolor de una leche que sube a tus senos duros como piedras.

Pero imagínate NEGRA, imagínate AFRICANA, imagínate POBRE, imagínate SIN PAPELES.

Estás sentada, doblada sobre tu vientre en aquel sucio despacho de policías que van y vienen y te hablan en una lengua que no entiendes. Allí te miro e intento traducirte las preguntas que me parecen estúpidas, crueles e inhumanas.

Quieren saber qué haceis en su reino, cómo habeis entrado y cuánto tiempo llevais aquí. Quieren saber cómo os llamais, cómo se llaman vuestros padres y porqué habeis venido.

Tu pareja grita y pide piedad. Sabe que todas las preguntas van dirigidas a justificar una deportación al desierto. Tu pareja grita y te tranquiliza llamándote “honey”.

Tu niña sonríe, juega con su gorro y canta “halleluya“.

La policía busca un intérprete de árabe a inglés para hacer el parte y llevaros a Tribunal.

Me dices que si te deportan al desierto y allí te violan no crees que aguantarás el dolor, que aún estás recién parida.

Un policía se me acerca y me pregunta : ¿Por qué haceis ésto? ¿Por placer?. Este amable policía llama “esto” a acompañar a unos padres sumidos en el dolor, a comprar algo de comida para una niña que lleva todo el día sin probar bocado y a intentar traer un poco de humanidad o al menos de buen trato a esa puñetera comisaría.

Entonces le miro, me horroriza su frialdad, y le contesto, lo hacemos poramor. Veo en él a esos seres que comen, cagan y hacen de policía para poder seguir comiendo y cagando. Siento lástima.

Detienen a tu pareja en comisaría y me dicen que como caso humanitario te dejan dormir en casa. Mañana tienes que pasar el Tribunal junto a tu marido.

Te hundes. Es la primera vez que te veo enderezar ese vientre que te duele. Gritas y lloras hasta que un policía te manda callar.

No lo soporto, me puede la escena y le pido por favor que entienda que tu hijo ha muerto hoy, que estás recién parida, que te duelen las entrañas.

Me responde con desprecio que en este reino hay unas leyes, que aquí se hace lo que dice el procurador del rey y que tú eres una NEGRA CLANDESTINA.

Mañana iremos al Tribunal, mañana un hombre de este reino decidirá si te tiran a ti y a tu niña al desierto de madrugada. A partir de ahí la suerte decidirá si serás violada, si tu hija será raptada o porqué no violada también.

Imagínate que todo eso te ha pasado hoy.

Imagínate que a todas nos duelen sus entrañas.

Imagínate que a todas nos duelen nuestras entrañas.




Helena Maleno Garzón
Women’s Link ha  presentado la candidatura de Helena Maleno Garzón a los premios que convoca anualmente el Consejo General de la Abogacía Española (CGAE).

Helena Maleno Garzón es licenciada en Ciencias de la Información, es investigadora especialista en fenómenos migratorios, con especial atención a menores y víctimas de trata con fines de explotación y abarcando las redes de trata desde África subsahariana. Especialista en investigación acción-participativa y en género y desarrollo. Colabora con Women Worldwide Link,es voluntaria de Cáritas Tánger y miembro de la red de apoyo Caminando Fronteras.






1 comentario:

CECILIA GUILLEN PEREZ dijo...

EL RELATO DE HELENA ES ESPELUZNANTE. COMO VOLUNTARIA EN UNA ONG Y COMO CIUDADANA DE A PIE, CONOZCO MUCHOS CASOS DE RACISMO INTOLERABLE, DE PREPOTENCIA ENMASCARADA DE ULTRAJADOS DERECHOS... y, como bien dices, sólo nos queda la voz, la palabra, el grito, si es preciso, para alzarlo contra todos los parias que se llaman a sí mismos "seres humanos"
Enhorabuena.