26 de agosto de 2013

Dulce et Decorum Est


Dulce et Decorum Est

Encorvados, como viejos mendigos con sus bolsas,
chuecos, tosiendo como arpías, maldiciendo en medio del barro,
le dimos la espalda a las inquietantes bengalas
y avanzamos con dificultad hacia nuestra lejana base.
Los hombres marchaban dormidos.
Muchos habían perdido sus botas
y rengueaban en sus zapatos de sangre. Todos tullidos, todos ciegos;
ebrios de fatiga; sordos al silbido de las cansadas balas
calibre 5.9 que quedaban atrás mientras se alejaban.
¡Gas! ¡Gas! ¡Rápido, muchachos! Un éxtasis de incertidumbre.
Ponerse las ridículas máscaras justo a tiempo;
pero aun hubo alguien que gritaba y tropezaba,
luchando como un hombre quemándose con fuego o cal…
Borroso a través del cristal empañado y la espesa luz verde
como debajo de un verde mar, lo vi ahogarse.
En todos mis sueños, bajo mi mirada inútil,
se hunde ante mí, boqueando, asfixiándose, ahogándose.
Si en algún sueño sofocante tú también caminaras
detrás del camión al que lo arrojamos,
y vieras sus ojos en blanco,
su cara agarrotada, como un demonio enfermo de pecado;
si pudieras escuchar, en cada sacudida, la sangre
subiendo a borbotones de sus corrompidos pulmones,
obscena como el cáncer, amarga como el vómito
de repugnantes úlceras incurables en lenguas inocentes,
amigo mío, no repetirías con altanero idealismo
a los jóvenes ardientes sedientos de gloria,
esa vieja mentira: Dulce et Decorum est
pro Patria mori. *

octubre, 1917- marzo, 1918

version © Silvia Camerotto



Dulce et Decorum est

Bent double, like old beggars under sacks,
Knock-kneed, coughing like hags, we cursed through sludge,
Till on the haunting flares we turned our backs
And towards our distant rest began to trudge.
Men marched asleep. Many had lost their boots
But limped on, blood-shod. All went lame; all blind;
Drunk with fatigue; deaf even to the hoots
Of tired, outstripped Five-Nines that dropped behind.
Gas! Gas! Quick, boys! – An ecstasy of fumbling,
Fitting the clumsy helmets just in time;
But someone still was yelling out and stumbling,
And flound'ring like a man in fire or lime. . .
Dim, through the misty panes and thick green light,
As under a green sea, I saw him drowning.
In all my dreams, before my helpless sight,
He plunges at me, guttering, choking, drowning.
If in some smothering dreams you too could pace
Behind the wagon that we flung him in,
And watch the white eyes writhing in his face,
His hanging face, like a devil's sick of sin;
If you could hear, at every jolt, the blood
Come gargling from the froth-corrupted lungs,
Obscene as cancer, bitter as the cud
Of vile, incurable sores on innocent tongues,
My friend, you would not tell with such high zest
To children ardent for some desperate glory,
The old Lie; Dulce et Decorum est
Pro patria mori.

8 October 1917 - March, 1918






Wilfred Owen- Inglaterra 




_________________________________________________

Wilfred Owen

(Oswestry, Inglaterra, 1893 - canal de Sambre-Oise, Francia, 1918) estudió en la Universidad de Londres primero botánica y después inglés antiguo. Antes de estallar la guerra, impartía clases de inglés y francés en el Berlitz School of Languages de Burdeos. En 1915 se incorporó al Artists’ Rifles y luego al Regimiento de Manchester, y sirvió con el 2.º Batallón en Francia entre diciembre de 1916 y junio de 1917, fecha en que fue enviado a casa por invalidez transitoria. Catorce meses después volvió al frente del oeste y sirvió en el mismo batallón, donde llegó a mandar una compañía. Recibió la Cruz Militar al Valor tras tomar parte en un duro combate. Murió el 4 de noviembre de 1918, mientras intentaba llevar a sus hombres a través del canal de Sambre.

Libros publicados:

Poemas de guerra
Edición de Gabriel Insausti
Traducción de Gabriel Insausti