10 de septiembre de 2013

SIRIA





SIRIA

                                      a Maram Al Masri



Corren pésimos tiempos para los de siempre

Paraísos terrenales reconvertidos en fábricas de cadáveres
Cartas que nos traen certificados de defunción compulsados
de soldados y guerras que no diferencian a los malos

Mujeres y niños eligen morir en un éxodo de desiertos
sin metralla aunque vacíos de humanidad y justicia
¿Quién entierra muertos donde solo campan buitres
y la arena es camuflaje de dioses del petróleo?

Se admiten apuestas para los bombardeos de mañana
¿Nos matarán las bombas de ellos o las nuestras?

Aguarda

¿Hay en el mundo alguien al que podamos llamar nuestro?




Fernando Sabido Sánchez- España