12 de septiembre de 2013

Vos no lo sabés


Vos no lo sabés



En Rusia el tirano cucaracha bigotes se comió 20 millones de almas
y vos no lo sabés, vos no lo sabés
En Checoslovaquia la policía se comió los pies de una generación que
                                                                                      /no puede caminar
y vos no lo sabés, vos no lo sabés
En Polonia la policía del estado cáncer del doble agente creció tan grande
                               como el Frankenstein de la Iglesia Católica el estado
                                                                               /mismo un Barco Gulag
y vos no lo sabés, vos no lo sabés
En Hungría los tanques rodaron sobre las palabras de Políticos Poetas
y vos no lo sabés
En Yugoslavia los partisanos de la resistencia de la Gran Guerra Patriótica
contuvieron al Gran Ejército Patriótico de la URSS
y vos no lo sabés,
vos conocés a Tito pero no lo sabés
vos decís que no lo sabés cuando los exiliados de Europa del Este se quejan
                 acerca de que algún día habrá una Nicaragua Gulag
porque vos no lo sabés fue la Unión de Escritores intelectuales de Moscú
                  Vilnius Minsk Leningrado y Tbilisi
que dijeron “Invadan Inmediatamente” su Maldición lanzada sobre tu Revolución
No vos no lo sabés no es el Suplemento Literario del N.Y. Times es la bohemia
                                                                                                                /Cracovia
Praga Budapest Belgrado Berlín Este
diciendo y vos no lo sabés, vos no lo sabés
Bella Akhmadulina a la luz de las velas: “poeta Norteamericano nunca conocerás
                     la tragedia de Rusia”
Ni vos General Borge Padre Cardenal Vicepresidente Rodríguez ustedes
                      dicen que no lo saben
No pueden saberlo demasiado ocupados con la Guerra Yanqui Peor que la memoria
                                                                                                                      /de Stalin
Eso sí lo saben, sí Uds. lo saben

Pero Uds. no lo saben pero sí lo sabrán
sí lo sabrán dijo Lenin
la primera vez la Historia como tragedia Segunda repetición pura Comedia
o fue ¿Trotsky? ¿Marx?
Non pasaran susurrado desde el Elba, dientes intelectuales castañeteando
                         sobre el Danubio y el Vístula
Las campanas de la iglesias ahogadas en las aguas del Volga condenadas
                          por los comisarios ingenieros, el agua de los ríos evaporándose
                                                                      /rápidamente antes de llegar al mar
el leñador de la Taiga llorando sobre “aburridos panfletos” que produjeron sus bosques
Los Kulaks agitan calaveras y huesos en la creación del semillero de una nueva agricultura          
                                                                                                                             /milenarista
ya sea en 1980 en los 90’s o en el 2000
con el ectoplasma de Lysenko que provee el amoníaco para producir cereales para el Kasha
Vos no lo sabés Castro intelectual gordas nalgas en el Sillón del Poder un cuarto de siglo
arrancándoles con los dientes las bolas a los maricas, revisando a hurtadillas el escritorio de          
                                                                                       /Manolo para leer mis cartas de amor
obligándole a Heberto Padilla que se coma tus discursos Vos no lo sabés es un adornado         
                                                                                                                             /chisme
                        entre las revistas intelectuales francesas que vos hojeás como lo hace el   
                        vicepresidente de Nicaragua
entre las guerras con los Yanquis del Norte y banquetes con cerdos y ron luego de ver
                        el noticiero vespertino-
                               
                                                                                                               Vos no lo sabés
los chismes pesados de Madame Mandelstam, los prisioneros grises de Eugenia
Ginzburg cagándose unos encima de otros en la bodega de un barco
que parte de Vladivostok  navegando las heladas aguas siguiendo la ruta
del millón de afiliados al partido  viejos amigos bolcheviques de Lenín hacia
los charcos congelados y las hambrientas riberas del Kolima
donde los esqueletos se golpean mutuamente para mantenerse con vida Vos no lo sabés

Y ellos no lo saben, Aksionov Škvorecký Romain Rolland Ehrenburg
Fedorenko Markov Yevtushenko–
no saben  de los Escuadrones de la Muerte en la noche ni de los garrotes sobre el           
                                                                                                         /empedrado no
las orejas cortadas, cabezas partidas al medio en El Salvador no saben del millón
de indígenas en las Aldeas Modelo en Guatemala–
No saben de los 40.000 vientres abiertos a cuchillo por los asesinos de d’Aubisson
                               para complacer a los Cristianos Renacidos de Tejas,
no saben de los Yanquis llevándose el té y el dinero de la aduana en 1916, el
                               intercambio por el opio chino
comercializando bananas  a Europa para controlar los impuestos en Managua y Shangai–
no saben del holocausto en El Salvador hace 25 años 30.000  muertos de bala en una     
                                                                                                                                /semana
por pensar Izquierda-Rosado- Triángulo-* vincha amarilla y roja volados por el peyote
y vos no conocés la Imaginación que salta como una rana en los estanques de los        
                       monasterios comunistas–
No sabés que confesás como una babosa revolviéndose en una caja de fósforos llena de sal
No sabés del Solitario, Capo Lésbico ordenándole a la Princesa Estrella de cine que
                       exponga su––––––––
y su rosado delicado–––––––––––– y sus firmes–––––––––a los falsos
perros de la Ideología Sonidos de pedos con pijas grandes  Whip-Plip-Plip-Plip-
Plip-
Metésela por el culo con Dinamita No sabés de los Marines en el baño de la casa
                        de tu madre
No, no lo sabés nosotros no lo sabemos sólo los estúpidos trovadores norteamericanos
                        saben de los intolerantes charlatanes ascendiendo
con millones de copias de la revista Selecciones
y fotos ampliadas de una traducción en miniatura de la Biblia Morava
Pongo en el bolsillo de mi camisa mientras sudo mis ojos que se cierran al tiempo que el   
                                                                                                        /enemigo se aproxima
para caer dormido y roncar Acaso yo no lo sé


*En los campos de concentración Nazis los homosexuales eran identificados con un triángulo de tela rosada que debían usar sobre el lado izquierdo del pecho.

(versión Esteban Moore H.)





Allen Ginsberg- EE.UU.