21 de abril de 2014

¡HEIL, EUROPA!





¡HEIL, EUROPA! 



Europa, Oh Europa, Oh puta
¿Dónde están los caídos? ¿Dónde están nuestros hijos?
¿Dónde los enterraste? ¿Nuestros Padres? ¿Dónde?
Seis millones de judíos, diez millones de mujiks en Ucrania
En Siberia, en Crimea, Eupatoria, extensos campos de trigo amarillo
Partisanos, Yalta, cien mil toneladas de crudo refinado al día
Treinta millones, cincuenta, cien
En Ypres, Stalingrado, Madrid, machacados en el barro
Bajo el grito de «¡No pasarán!»
¡No pasarán! ¡No pasarán! ¡No pasarán!
¡El muro, el muro, levanta otro muro, Oh puta!
Y ponle alambradas, trincheras
Focos, guardas, un círculo de metal
En torno a Berlín, Paris, Roma…
Fortifícate, Acorázate, saca tus tanques, como gigantes de acero
El mariscal Tito, Yugoslavia, Montenegro, Serbia
Roma, Roma, hija de una loba, y tú, todos tus hijos son todos lobos también
Perros coronados con grandes coronas de oro y piedras como reyes del norte, reyes germánicos
Hambrientos, con dientes como cuchillas

¡Hail Europa! Hail Europa! ¡Hail, Puta!

Aquí me tienes, como el fuego
Y, con mi boca, voy a celebrarte 

Heil, Cristo
Heil, Hitler
Heil, Europa 
Heil, el sol, el sol 
El sol invicto
El sol eterno
Heil
Heil
Heil, los ejércitos rojos
Heil, los ejércitos negros
Heil, los camisas pardas 
Heil, los libertadores
Heil, generales
Estadistas
Dioses amarillos que se afeitan cada mañana 
En baños de mármol
Banqueros
Déspotas, Demócratas, Tiranos
Heil
Europa, Oh Europa

¡Vuelve, Puta, vuelve!
¿Haz que vuelvan!
¡América, África, la India!
¡Devóralos a todos, Perra!
¡Mátalos a todos!
¡Domina, siega, cosecha, miel negra, extermínalos!


Heil, Marie Le Pen
Heil, Papa Francisco I
Heil, Margaret Tacher
Heil, Ronald Regan
Heil, Gorvachov

¡Yo os saludo, hijos de la gran Puta!

Túneles bajo la tierra 
Chimeneas, sirenas, fábricas, oleoductos
Refinerías de aluminio como ciudades brillando enteras junto al mar
Un monstruo enorme que nos acecha
Puertos que descargan millones de toneladas de mercancías cada día de cada año
Televisiones, tabaco, café, batidoras, teléfonos, computadoras, Ipads, Iphones, zapatos

Sinagogas, en la que el nombre del dólar es eterno 

«Sobre ellos tienen como rey al Ángel del Abismo, cuyo nombre en hebreo es Abadón, y en griego, Apollion»
El Destructor
El Exterminador
Un ángel abrió el pozo del abismo (Apocalipsis 9:1-11)
Lucas 10, 18, y Él les dijo: «Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo»
Chernóbil, donde el ángel del abismo se alzó como un dios, que derretía el metal y el cemento 
¡La tierra entera en llamas!

!Oh corazón, mi alma!
¡Llegará el día en que...!
¡Llegará un día...!
¿Qué son nuestras palabras ante la ferocidad de tu corazón?
¿Qué son? ¿Qué son nuestros hijos para tu hambre?
¡Oh Exterminadora! ¡Oh destructora! ¡Oh, gran civilizadora, Puta!

Oh, Europa, ¿Levantarás el paraíso a pesar de los idiotas?
Imbéciles y monstruos, los truenos, arriba
Pero ellos se resisten
¿No veis las llamas de mis ojos? ¿Un dios en mi mente?
¿Los ángeles? ¿El león del cielo?
Hay un dios en mí. Brutalidad. No hay redención
Igual que la vela, en la medida en que devora su propia sustancia 
Mantiene, viva, la llama que sostiene
Este dolor...

Heil, Václav Havel
Heil, Zizeck
Heil, Karl Poper
Heil, Milton Friedman
Heil, Von Misses
Heil, Escuela de Viena, Heil
Heil
Heil, Rajoy
Heil, David Cameron
Heil, Merkel
Heil, Hollande
Heil, Renzi
Heil, Andreotti

cocodrilos 
tigres
ojos como los ojos de la serpiente 

Oh Europa, mira
Nuestras ciudades arden, estrellas en el cielo 
Hechas pedazos 

Como los hebreos rezan contra el muro, otro muro, los escombros de su templo
que ahora es nuestro, a su dios muerto 
Y aguardan un Mesías que nunca llega, ni llegará
Así, desde lo profundo, te llamo 
Oh tú, Puta
Tú, que hiciste de mi boca un agujero... 
Tu corazón es terrible, es una hormigonera, una prensa hidráulica
Aplastando, una trituradora 
¡Tráeme a Cristo! ¡Haz que venga!
Apóstoles, mártires sangrantes, devorados por fieras y alimañas, tostados a la parilla
San Lorenzo, San Basilio, San Benito en el desierto

Igual que un espejo en mil pedazos, estoy roto 
y cada fragmento divide el mundo 
En mi 

El león, un animal de mil ojos

Cruces, incienso, sudor 
Los mil ojos amarillos de Allha

Miles de negros esperan, desesperados
A tus puertas

Pero están ellos, los otros, sus cerebros son sus parásitos 
Al borde del pensamiento, casi existencia, millones pululan 
Por tus calles, de un lado para otro 
El chillido de sus coches, reventando las bocinas…
Perros ladrando
Pero mi fe comunista me pide caridad
Lenin fue un Cristo político, y Marx su profeta
Stalin, un dios, Hitler, un monstruo, Goebbels, la Hydra
Mil cabezas sin fin, que no cesan de crecer
Rudof Hess, Goring, Himmler, acorazados, destructores
En el Atlántico

la absolución 

Catedrales industriales, rezaremos
A los ángeles del cielo
Imrahil ruge, a las puertas 
Hay un dios en mí, bajo cielos gigantescos, Eos rotodoktodos

Auroras, nitrógeno, en combustión 
Mercurio, los paraísos fluosferescentes, un Jesucristo eléctrico 
San Pedro, cardenales-jinetes-de-la-cocaína, Parlamentos, Presidentes, Comisarios, delegados
Las antenas, en el día del juicio, gasolina en el corazón
Ecuaciones que brillan como hogueras en la oscuridad
¿No veis las llamas de mis ojos? ¿Un dios en mi mente? ¿No?
Dicen que los poetas mienten muchas veces 
Pero Nadie dice la verdad, Eso es lo cierto
Los W.C del BundesBank, más y más cocaína, caimanes entre el barro, escorpiones 
En cada dólar, veneno, en cada yen y cada rublo

Heil, Solidarność
Heil, Woitija, Juan Pablo II
Heil, Kaiser
Heil, Zar Putin
Heil, Kruscehv
Heil, Mao Tse Tung
Heil, Bill Gates
Heil
Heil, Jemeres rojos
Heil, Amancio Ortega
Heil, Emilio Botín
Heil
Heil
Heil 


Hay una torre sobre la ciudad, vieja, de mil años, tiene cien lenguas, mil ojos
Una colmena de piedra
Igual que un dios que espera despertar 
Sobre las ruinas del mundo 

¿No está la Belleza en nuestros ojos?
¿No está la Verdad en nuestros ojos?
¿No está la Justicia en nuestros ojos?
Igual que las hiedras 
Estrangulan árboles poderosos 
Como para los ciegos es la luz 
La vida multiplicándose, y devorándose a sí misma
Por todas partes

Las torres en medio de la niebla 
Y los pájaros del fin del mundo 
Amaneceres vírgenes 

Como esqueletos descarnados de animales gigantescos 
Así yacen nuestras ciudades bajo el cielo 
Bajo el alarido de las sirenas
Estas
Ruinas son los huesos del dios al que dimos vida 

Oh, Europa
Como al despertar, un hombre, recuerda 
Todo lo que fue, nos parece un sueño ahora 

Igual que la vela arde solo por la llama 
Mi lengua celebra toda tu brutalidad y la rabia, todo el amor, y la matanza
Los gaseados, los fusilados, las marchas, los desfiles, las banderas

¡Salve, Puta!
Lo que es perfecto ha de extinguirse 
El guepardo agota su especie 
Nada soporta demasiada perfección 
Lo hermoso agota el ser 
Lo hermoso no sobrevive 
Lo perfecto ha de ser, por fuerza, frágil 

Realmente, todos miramos las mismas cosas 
Pero no todos vemos lo mismo 

Porque lo hermoso es aquello que 
Fue demasiado frágil y/o extraño para sostenerse 
Existiendo 

Porque lo hermoso es aquello que resplandece 
Antes de extinguirse

...hemos tardado tanto en comprender 
que el mundo
no ha de sufrir con nuestras heridas 

Muros, ladrillo… 
Las colinas allá lejos…
Hace frío…
El sol, en el cielo…

Vuestras bocas se agarran a las palabras 
Igual que las raíces se agarran al fango 

tal vez las estrellas brillen para nosotros

tal vez alguien nos aguarda, allá, a la otra orilla de la tierra 
tal vez alguien llora, donde nadie puede escucharle 
¡qué oscuros son sus ojos! 
Igual que un niño corre bajo el sol 
Mientras llueve sin fin

¿Dónde están los caídos? ¿Dónde están nuestros hijos?
¿Dónde los enterraste, Puta? ¿Nuestros Padres? ¿Dónde?
Todo lo que hemos hecho, ¿Dónde está todo lo que hicimos? ¿En qué ha quedado todo?
¿Para que sirvió? ¿Dónde ha acabado?
Marchas, desfiles, millones, bajo banderas, esvásticas, la CCPP, los soviets
Olimpiadas, Berlín 1936, el Kremlin, flotas de hierro en el Mar Negro
¿Dónde, dónde ha acabado todo eso?

El Dragón, la Bestia, Europa, Oh Europa, Oh puta
¿Dónde están los caídos? ¿Dónde están nuestros hijos?

Porque no habrá un mañana para nosotros
No habrá un mañana nunca para nosotros


Ricardo Moreno Mira- España





_________________________________

Ricardo Moreno Mira
País: España Nacimiento: Alicante, 1976

Poeta y escritor español, Ricardo Moreno Mira publicó en 2011 el libro Carrefour es el anticristo.