12 de octubre de 2014

Rabia de piedra





Rabia de piedra

Doscientas niñas secuestradas en Nigeria
Una mujer embarazada muerta a pedradas en Paquistán
Dos niñas violadas y colgadas de un árbol en la India
Casi mil mujeres desaparecidas en Chiapas
suma y sigue…

Venimos de la piedra.
Desde el caldo primigenio,
han pasado millones de años dedicados,
con vocación de eternidad estéril, 
a rodear la luz que nos da la vida y que nos ciega,
hasta que la piedra se hizo grito,
hasta que se inventó el llanto
hasta que la ternura venció a la dureza 
y la piedra se transformó en carne
hasta que el torrente del amor logró cavar un cauce
en la inflexible obstinación del suelo.
Sucesión inacabable de desvelos y caricias 
controlando el equilibrio inestable de la cuna
mecida a golpe de desazón  
y miedo, vertiendo leche en vasijas 
de miel y de amapola…
Y ahora otra vez el odio nos devuelve a la piedra.
y como la polilla damos vueltas y chocamos
con la luz que a un tiempo nos ciega y nos alumbra,
Mientras el corazón de piedra nos golpea
el corazón lapida
el corazón viola
el corazón mata
el corazón destruye…

Por todas partes, guerra sin cuartel
de hombres de corazón de piedra
contra el sagrado origen de la vida.
Por ellos los vientres de las madres 
se volverán de piedra y solo 
alumbrarán niñas de piedra,  
cuevas inexpugnables,
mineral primigenio que maldice el odio 
sembrado en el hombre por el hombre. 
Bocas de piedra por las que la Tierra
vomita su asco mineral, 
su torrente destructivo,
su rabia de piedra.





Emma Fondevila- Argentina