3 de diciembre de 2014

El miedo



El miedo

El miedo no deja de extenderse por el gueto.
La terrible enfermedad libera nuestro espanto.
Su fría guadaña agita de nuevo la muerte,
y todos temblamos bajo su afilada sombra.

Hoy, el corazón de los padres tiembla de terror
y las madres ocultan su rostro entre las manos.
El tifus se anuda en el cuello de los niños
y como una serpiente exige su tributo.

En mi pecho late todavía el corazón,
pero mis compañeros han partido ya hacia otros mundos,
y a veces me digo que sería mejor morir ahora
antes que seguir aquí, de uno en uno viéndolos marchar.

¡Pero no, Dios mío, no, nosotros queremos vivir!
No queremos que nada asole nuestras filas.
El mundo es nuestro, y queremos labrarlo.
Tenemos mucho que hacer como para morir ahora.

Versión de Carlos Morales
http://poesia-del-torodebarro.blogspot.com.es/2014/12/ps-del-holcoausto-el-miedo-de-eva.html



O Poema

Hoje o gueto tem um medo diferente,
sombrio. A morte espreita lá na frente

O mal em sua passagem espalha o terror,
As vítimas de suas sombras se encolhem de pavor.

Hoje o coração de um pai dispara assustado
E as mães escondem a cabeça nas mãos.

Aqui as crianças sufocam e morrem de tifo,
Pagam um preço muito alto por existirem.

Meu coração ainda bate no meu peito
enquanto amigos partem para outros mundos.

Talvez seja melhor – quem pode dizer?
Que assistir a isso, morrer hoje mesmo?

Não, não, meu D'us, queremos viver!
Não para ver nossos números diminuírem.

Queremos ter um mundo melhor.
Queremos viver – não devemos morrer!





Di nuovo l'orrore ha colpito il ghetto

Di nuovo l'orrore ha colpito il ghetto
Di nuovo l'orrore ha colpito il ghetto,
un male crudele che ne scaccia ogni altro.

La morte, demone folle, brandisce una gelida falce
che decapita intorno le sue vittime.
I cuori dei padri battono oggi di paura
e le madri nascondevano il viso nel grembo.

La vipera del tifo strangola i bambini
e preleva le sue decime dal branco.
Ma no, mio Dio, non vogliamo vivere!
Non vogliamo vuoti nelle nostre file. 

Il mondo è nostro e noi lo vogliamo migliore
Vogliamo fare qualcosa. E’ vietato morire!




Fear

Today the ghetto knows a different fear,
Close in its grip, Death wields an icy scythe.
An evil sickness spreads a terror in its wake,
The victims of its shadow weep and writhe.

Today a father's heartbeat tells his fright
And mothers bend their heads into their hands.
Now children choke and die with typhus here,
A bitter tax is taken from their bands.

My heart still beats inside my breast
While friends depart for other worlds.
Perhaps it's better – who can say? –
Than watching this, to die today?

No, no, my God, we want to live!
Not watch our numbers melt away.
We want to have a better world,
We want to work – we must not die! 



Eva Pickova- República Checa
















Los niños de Terezin

Por Elisa Rodríguez Court


Ocurrió durante la Segunda Guerra Mundial: los nazis convirtieron la ciudad checa Terezin, Theresienstadt, en una estación de tránsito donde los judíos fueron internados antes de su exterminio. En el campo de concentración de Terezin más de 15.000 de los prisioneros fueron niños de 7 a13 años. Sólo 100 de ellos pudieron escapar de la muerte.

Se dispone de alrededor de 4 mil dibujos pintados por los niños en su confinamiento, así como de algunos de sus poemas, diarios, escritos. Una memoria que se creyó de un pasado abominable y que, al día de hoy, se torna en símbolo Terezinde la memoria del porvenir: un futuro, cuyo presagio se ha visto cumplido en la repetición de una masacre infame en la escuela de Beslan. Un crimen contra la humanidad que dota a la desesperanza de una nueva dimensión. Un mayor retroceso, si cabe, en la evolución humana. Una vuelta hacia el mundo de las bestias, donde la injusticia y la guerra se vengan en primer lugar con el asesinato a sangre fría de los seres más inocentes: niños reducidos a cenizas por las mismas llamas que les prometieron una vida eterna. La máxima expresión de la ignominia, dibujada en la candidez colorida de los infantes de Terezin: niños capaces de pintar un sol sonriente y una naturaleza verde intacta pese a ver a la muerte desplegar su guadaña. El semblante de la depravación, trazada en la ingenuidad de los escolares de Beslan que no imaginaron su primer día de clase como el último de su existencia.




"Estoy aún aquí, soy aún un ser vivo, mientras mi amiga yace ya al otro lado. No sé si habría sido mejor que la muerte me hubiese llevado con ella. No, no, dios mío, si lo que queremos es vivir. No te está permitido diezmar, queremos morir después de una mañana mejor, una vez el trabajo haya sido demasiado." Son palabras traducidas libremente de un poema de Eva Pickova, asesinada a los 13 años de edad en Terezin. Palabras que no alcanzaron a escribir cientos de niños en Beslan.







TEREZÍN CIUDAD AMURALLADA

En ocasión del sexagésimo séptimo aniversario del holocausto acaecido en los campos de concentración nazis, se difunden los horrores cometidos en la persona de ciudadanos judíos sin discriminar edad ni sexo.
        
Terezín en Bohemia, a sesenta kilómetros al norte de Praga,  fue ciudad de tránsito hacia Auschwitz,  (59 km. al oeste de Cracovia), sitio en donde fueron exterminados aquellos,  pese a declaraciones de las autoridades supremas del régimen nazi que a tal lugar se le consideraba gueto judío, ahí se dedicarían a trabajar, como granja colectiva. Sin embrago, pasados algunos meses, se enviaron por millares en ferrocarril y hacinados como animales hacia los hornos crematorios, al paredón, cadalsos o cámaras de gas en Auschwitz.

La amurallada ciudad, Terezín, mostraba a los observadores extranjeros (Comité Internacional de la Cruz Roja), un complejo singular (teatro al aire libre, música, bailables, recitales ofrecidos por artistas connotados ), quienes no imaginaron cuanto ahí sucedía, ni cuánto representaba a los moradores su estancia en dicho lugar; todo era convivencia pacífica, entusiasmo y con tal idea se marchaban;  poco después, los artistas fueron asesinados. 
     
La situación en tales condiciones no pasó desapercibida para los niños y adolescentes, quiénes superaron el silencio de sus mayores y descifraron en los rostros adultos la realidad de su estancia. No escapó el recelo en momento alguno, apreciar  terror a la muerte cernida sobre sus cabezas.
      
Terezín enclaustró a músicos, pintores y poetas. He tomado del libro Aquí no vuelan las mariposas  (1ª edición, Museo Estatal Judío, Praga 1962), datos acerca de este reclusorio y algunos poemas elaborados por niños de diversas edades. Ingresaron a Terezín quince mil niños, regresó un centenar…



NOS HEMOS ACOSTUMBRADO           

 “Nos hemos acostumbrado a estar de pie a las siete de la mañana…a dormir sin camas…a recibir bofetadas…a ver morir a la gente…a ver los féretros con su carga y montones de cadáveres.  

             Petr Fischl 15 años  (murió en Auschwitz  el 8-X-1944)





                                                           
ESO DEPENDE
  
     
I      
                                                                                             
Terezín se ha puesto hermoso:
ante todas las miradas
y en toda las calles suena
el paso de la gente
Así veo yo
al gueto de Terezín,
ese kilómetro cuadrado
separado del mundo.


                
II        
   
Ay, la muerte abraza la Tierra
atrapando a todos y a cada uno;
también a los que siempre avanzan
tiesos, con sus narices erguidas.
Pero en el mundo entero
reinará la justicia
y en los labios del pobre
se hará dulce el bocado.
   
    Miroslav Kosek 12 años (murió en Auschwitz  el 19-X-1944) 




_____________________________________


Eva Pickova

15 de mayo de 1929  Nymbruk, República Checa
18 de diciembre de 1943, Terezin.