7 de febrero de 2015

Finalmente





Finalmente




Lo peor no es morir,  sino ir muriendo
con cada amanecer si es noche oscura,
se te hará infinita la eternidad del tedio
infausto galopar de tu frente madura.
Al cabo, nada logras, las horas se suceden
en simple pantomima,  no justifican nada
todo lo que acontece se archiva en la retina,
repetitivamente  lúcida  y anega la almohada.
Los años se presentan triviales, sin sentido
toda razón se escapa trastocando la espera
de contemplar las fotos que te cambian en nada
y solo te conviertes,  en ser lo que no eras.
Si hubiera una justicia superior e infinita
que pusiera reparos en tantos corazones…
valdría la pena el mundo, vivir valdría la pena
y no la cruel condena de ser tan perdedores.
Lo peor no es morir,  sino seguir viviendo
viendo tanto infortunio que trágico sucede
y ese Ser Superior que se proclama justo
¿cómo permite todo y no actúa donde debe?.
Los débiles congénitos de esta cobarde raza
que falla repitiendo igual los mismos errores
nos llevarán un día al borde del abismo,
se acabará el martirio, ¡no quedarán ni flores!.




Carmen Barrios Rull- España







.


2 comentarios:

Carmen Aguirre dijo...

Qué razón lleva tu poema, Carmen.
Lo peor no es morir....
Lo peor es vivir rodeados de tanta sinrazón.
Un abrazo
Carmen

Carmen dijo...

Otro para tí Carmen Aguirre